22 nov. 2012

Represión policial del 14-N

Vídeos de lo hechos ocurridos

En la mañana el 14 de Noviembre, como públicamente el Colectivo Estudiantil de Ciudad Real había anunciado y propagado por todos sus medios, nos empezábamos a dar cita a las 9:00 de la mañana en la Facultad de Derecho para formar un piquete informativo itinerante por las distintas facultades y aulas para informar a nuestros compañeros alumnos, los pocos que ese día asistieron a clase, que no solo convocábamos por solidarizarnos con el resto de trabajadores, sino  porque también esta convocatoria supone parte de la lucha por nuestro futuro, y por una Universidad y Educación en general pública, gratuita y de calidad.
Así, al simbolismo de esta acción fue acompañada la entrada junto al coordinador de seguridad privada del Campus de alrededor una veintena de miembros de la policía nacional con un agente de paisano a la cabeza (miembro de la brigada de información), intentando intimidar como es de costumbre a los presentes y disuadir a otros estudiantes de acompañarnos. Ante lo cual se lanzaron consignas contra la presencia de la policía en los terrenos de la Universidad y se exigió conocer la autorización del Rector si es que existía para ello. Uno de estos agentes, remarcando la mayor gravedad que tiene el hecho de que sea un mando policial quien proceda así, respondió intentado agredir lanzando patadas y agarrar por la fuerza a la compañera que portaba el megáfono, rompiendo este de manera deliberada, como muestra el video. No obstante también requisando las banderas del Colectivo estudiantil.

A falta de conocer una repuesta por parte del Rectorado, y desconocer pues si este aprobó alguna entrada de la policía en el recinto universitario, se habría violado el principio universitario de la Autonomía Universitaria que desarrolla la Ley Orgánica de Universidades y su artículo 2 que reconoce a la Institución, su personalidad jurídica propia, y el desarrollo de sus funciones en régimen de autonomía, que significa que la Subdelegación de Gobierno no tiene capacidad para actuar dentro de la Universidad, sin el permiso de su máximo responsable; el Rector, título que le atribuye el artículo 20.1 de esta misma ley.

Por ello el intento de cerrar una de las puertas de la Universidad e impedir su acceso, y no el de alumnos y trabajadores de la facultad, ya que se mantenían abiertos otros accesos. Y dejamos claro que no hubo ningún momento de agresión física a las fuerzas de policía. Pero en todo caso queremos aprovechar la ocasión, para denunciar que ya son reiteradas ocasiones las que la policía media en el recinto de la universidad coartando la agitación y actividad informativa. Como anteriores movilizaciones se impidió la entrada en Magisterio a los mismos estudiantes universitarios, y en distintas ocasiones miembros la policía “secreta” han ido persiguiendo a los estudiantes  por dentro de las facultades y fotografiándoles continuamente.

Exigimos también que el Rector se pronuncie sobre estos hechos, que se posicione a favor de los estudiantes y de la Autonomía Universitaria que tanto costó conquistar tras la dictadura y ahora están mutilando, o lo haga a favor de los ataques generalizados a la Universidad Pública y de Calidad, sean cuales sean las palabras que utilice. Exigimos que se investiguen los hechos acontecidos y se depuren responsabilidades.
Reivindicamos también la Universidad Pública no solo como un centro de formación de mano de obra, sino como históricamente también lo ha sido, como un espacio para la reivindicación y movilización, de desarrollo de los intereses de los  y las trabajadoras y las capas populares.

          ¡Viva el movimiento estudiantil!     ¡Viva la Educación Pública!




No hay comentarios:

Publicar un comentario