21 feb. 2012

Ante la represión a las estudiantes del IES Lluis Vives de Valencia

Estudiantes en Movimiento (EeM) expresa toda su solidaridad con las estudiantes y jóvenes represaliadas a lo largo de los días 15 y 16 de febrero por la fuerza policial violenta, ilegítima e injustificada, en su justa lucha por el derecho de todas a la educación pública. Del mismo modo exige que se depuren todas las responsabilidades políticas y policiales relacionadas con las salvajes agresiones policiales que se sucedieron los mencionados días, así como que desde el gobierno regional se ponga fin a la política de bestiales recortes y de regresión educativa a que tiene sometida a la escuela pública valenciana.

El pasado miércoles 15 de febrero, se producía una dura carga policial contra las estudiantes del IES Lluis Vives de Valencia , concentradas en rechazo a los recortes del gobierno de la Generalitat que han dejado a miles de institutos de la Comunitat sin recursos para atender sus más básicas necesidades, que se saldó con un estudiante menor de edad detenido.

En condena a estos hechos, cientos de personas se concentraban en los alrededores de dicho instituto la mañana del jueves 16, y eran recibidas por la policía con otra buena ración de violencia institucional, que desencadenaba de nuevo una agresiva actuación por parte de las fuerzas de seguridad del Estado, dejando 6 estudiantes detenidos, pertenecientes a diferentes movimientos estudiantiles como SEPC o Acontracorrent, esta última integrante de la red de Estudiantes en Movimiento. También este mismo día por la tarde la oleada represiva se lanzó de nuevo contra las personas que protestaban ante la Delegación de Gobierno en Valencia por las actuaciones policiales de la mañana y del día anterior, protesta que terminó nuevamente en cargas policiales y otro detenido menor de edad.

Los recortes del gobierno de Fabra, del Partido Popular, asfixian económicamente a los institutos públicos valencianos que se ven imposibilitados a garantizar condiciones básicas (mantenimiento de calefacción, pagos a proveedores, pago de nóminas...) para un eficaz desarrollo del derecho de sus estudiantes a una educación pública y de calidad.

A la voz de la comunidad educativa y de las estudiantes, que expresan en la calle desde el mes de enero su indignación con un gobierno que destruye la eduación de todas, las autoridades civiles y educativas responden con la represión y la violencia indiscriminada, incluso en sus formás más brutales contra estudiantes menores de edad. Su austeridad y sus recortes son de nuevo impuestos a golpe de porra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario